Roberto Fabián Calderón

    Ingeniero, soltero, vigésimo primera promoción

    En mi tiempo casi todo el colegio ya estaba terminado... recuerdo como en ocasiones íbamos a “jugar” en la construcción del edificio de la sección nocturna... habíamos generado una leyenda: “el constructor muerto en el edificio” En fin... ¡aquellos tiempos! Lo que más agradezco al Intisana es la formación en valores que me dieron. Cuando estás en el Colegio no te das cuenta... piensas que es pura lata. Después en la universidad y ejerciendo tu carrera, se nota la diferencia de una persona con valores éticos y otra que no los tiene.


    © 2018 Colegio Intisana

    Please publish modules in offcanvas position.