Ser Intisana es para toda la vida

    Tres generaciones unidas en un compromiso común

    ser-intisana1

    INTIPRESS conversó con uno de los alumnos fundadores del Colegio. René Arrobo se graduó en 1972, es un arquitecto de prestigio y siempre ha estado vinculado al Colegio: como alumno, padre de familia y ahora abuelo de un Intisana. Andrés, su hijo mayor, también es antiguo alumno y decidió que su hijo, Emilio Andrés, ingrese este año al Preescolar Los Pinos Intisana.

     

    ser-intisana2

    Réne, ¿cómo fueron los inicios del Intisana?

    El Colegio se inició en 1966. Éramos veinte compañeros que asistíamos a una casa ubicada en la 10 de agosto y El Inca. Nace a través de una fundación de padres de familia que querían educar a sus hijos de una manera diferente a cómo se hacía en aquella época.

    ¿Qué se siente ser parte de la primera promoción?

    Es algo único. Ser parte de los alumnos que empezaban un camino, que recibían una educación especial y muy esperanzadora nos generaba mucha responsabilidad. Al pasar el tiempo nos hemos dado cuenta que nuestros padres no se equivocaron, hemos recibido una muy buena educación.


    René usted ha sido alumno, padre de familia y abuelo de un Intisana, ¿qué significa este legado?

    Me da mucha alegría. Es poder transmitir a otras generaciones lo que se ha recibido en el Colegio: buena formación académica, humana y espiritual. Es una bonita experiencia poder ver que el hijo de uno se ha formado y graduado con ese espíritu del Intisana. Ahora es un profesional, pero por sobre todo es una buena persona para la sociedad.

    ¿Por qué el Intisana es la mejor opción educativa para sus hijos y nietos?

    Con la experiencia de alumno y padre de familia considero que la educación que se imparte en el Colegio es la mejor. Destaco la formación humana y espiritual que reciben los chicos en edad escolar. Es verdad que la parte académica cuenta, pero primero hay que formar buenas personas.

    ser-intisana3

    ¿Andrés cuéntanos algunos datos personales?

    Estoy felizmente casado con Guadalupe Burneo Arias y tengo dos hijos, Nicolás Antonio y Emilio Andrés. Soy arquitecto y trabajo con mi padre en una empresa donde hacemos planificación y construcción.


    ¿Qué representa para ti el Colegio?

    Entre preescolar y colegio he pasado catorce años de mi vida vinculado al Intisana y valoro mucho la formación académica y humana que recibí.  Todo lo he aprendido ha sido gracias a la formación del Colegio y de mi casa, son los dos ejemplos a seguir en mi vida.

    ¿Por qué has confiado en el Intisana para la educación de tu hijo?

    Porque el Colegio ofrece una educación personalizada, de excelencia, diferenciada e integral. Además, se esfuerza para que los padres seamos parte activa de la educación de nuestros hijos y cumplamos el rol que nos corresponde: ser los primeros educadores.

    ser-intisana4

     


    © 2018 Colegio Intisana

    Please publish modules in offcanvas position.