Padre e hijo en el Oriente ecuatoriano

     

    ¡Y POR FIN LLEGÓ la esperada convivencia padre hijo al Oriente ecuatoriano de los alumnos de Séptimo de Básica! Esta actividad es una excelente oportunidad para que los padres de familia y sus hijos fortalezcan más sus lazos de amistad y disfruten de toda la aventura de esta hermosa región del país.

    Fue un fin de semana espectacular donde pudimos disfrutar en la Casa del Suizo de la piscina, del buffet, de la sala de juegos, etc., y todo esto rodeado de una maravillosa vegetación a orillas del río Napo.

    Antes de llegar al Oriente, pudimos parar para visitar las cavernas de Jumandy, donde los más valientes se atrevieron a entrar en las cavernas pasando por divertidas pruebas como: pasar por sogas o sortear estalagmitas de más de un metro. Al final de todo, pudimos disfrutar de un merecido descanso en unas pequeñas cascadas dentro de las propias grutas.
    Pero eso solo era el principio, ya que faltaba la aventura de la selva. El sábado, a primera hora realizamos una interesante caminata por la selva. Luego bajamos en balsas por el río Napo donde algunos intrépidos se atrevieron a descender el río a nado. Por la tarde, visitamos una comunidad que nos enseñó como trabajaban la cerámica y cómo usaban la cerbatana para cazar a sus presas. Todos pudieron demostrar su destreza con la cerbatana. Por último, visitamos la Reserva Amazónica donde vimos a algunos animales que fueron recogidos de situaciones adversas para ellos. Todo esto en un inmejorable ambiente donde los papás y los hijos tuvieron un tiempo de descanso para poder compartir estas actividades lejos del bullicio y ajetreo de la ciudad.

    El domingo, contentos, regresamos a Quito después de haber pasado un maravilloso fin de semana que, seguro, formará parte de los recuerdos de este inolvidable año en el que los alumnos de Séptimo se despiden de la primaria.

     

     

     

     


    © 2018 Colegio Intisana