Intisana cumplió 44 años


    En el marco el aniversario 44 de fundación del Colegio Intisana, y luego de la Proclamaciòn de Abanderados del año lectivo 2010-2011, las autoridades, los profesores y los trabajadores del Colegio se reunieron en Sesión Solemne, para agasajar y felicitar a los compañeros que han cumplido cinco, diez, quince, veinte, veinticinco y treinta años de trabajo en el Intisana.
    En emotivo discurso, el señor Juan Bastidas Cuvi, en representación de los cumpleañeros, se refirió a las primeras ilusiones de los primeros profesores, y nos animó a seguir con igual empeño en la tarea educativa. También agradeció a la Divina Providencia que en la mesa directiva estuvieran cuatro exalumnos suyos.

    Discurso del profesor Juan Bastidas al cumplir 30 años de actividad docente en el Colegio.

     Señores de la mesa directiva
    Señoras, señores, compañeros.

    El tiempo transcurrido es el mejor testimonio de una historia pasada, que sea hoy la historia la que enrumbe el futuro. Hace 44 años, la inspiración de San Josemaría , los ideales y sueños de un grupo de padres de familia emprendedores vieron nacer esta gloriosa institución. Imaginémonos cómo serían esos primeros  pasos, débiles e inseguros quizás, pero con una firmeza y convicción de  que aquellos serían los que sostendrían los pilares vertebrales de lo que hoy es el Intisana en los albores del siglo XXI.

    Intisana, hoy te saludamos y nos congratulamos sabiendo que seguirás por la senda de los triunfos, que los ideales fundacionales siguen incólumes, con más fuerza y poder que entregan diariamente las nuevas generaciones de directivos,docentes, servidores, colaboradores y amigos.

    De las cuatro décadas y algo más de vida institucional, tres de ellas me corresponden, he sido testigo del desarrollo físico en su infraestructura; el  ir y venir de muchos  compañeros, hoy nuestros amigos; el paso de muchas generaciones de jóvenes que salieron de Bachilleres y hoy son notables personalidades en distintos campos dentro de la vida nacional. Mi lema de realización como docente ha sido que mis alumnos me superen. Con mucha satisfacción digo que me siento orgulloso de mi trabajo porque he contribuido para la realización de muchos.

    Recuerdo lo que algún día leía sobre una  experiencia vivida por un grupo de intrépidos  buscadores  de tesoros que en el camino se encontraron con una enorme piedra que estorbaba el paso, miraban como otros compañeros  transitaban  distraídos, con paso esquivo y  mente ciega ignorando ese obstáculo. El líder del grupo los convocó y dialogando por unos momentos resolvieron por  unanimidad el retiro de aquel obstáculo. No fue fácil la tarea, algunos ya desistían, otros se detenían y muy pocos se mantenían firmes y decididos. Con gran esfuerzo y tenacidad lograron el objetivo y la sorpresa para  todos, esa piedra era la puerta de una inmensa mina de oro.

    Para nuestra labor docente, el camino es el trabajo diario que realizamos, la piedra “estorbo” sería aquel alumno que  estorba nuestra comodidad, que permite  el facilismo, quizá el quemimportismo y lo dejamos atrás, lo  abandonamos. En cambio si obramos con mística y convicción , con verdadera vocación y entrega, seríamos los verdaderos buscadores de tesoros no de metales sino de tesoros para  Dios, sus familias y para la sociedad, que tanta falta nos hace  actualmente.

    Compañeros, no consideremos nunca un obstáculo a ese niño, a ese joven, a esa familia que se manifiesta como es y no como quisiéramos que sea. Ahí están las oportunidades de nuestra santificación en el trabajo, de los retos a vencer para nuestra satisfacción y realización. Ciertamente, en ese obstáculo hay una verdadera mina, un legítimo Intisana triunfador.
    Señores directivos, en nombre de mis compañeros que  hoy somos objeto del reconocimiento por los lustros cumplidos, expreso la  renovación de   nuestro compromiso formal de hacer del Intisana, el  centro de formación de líderes  emprendedores con virtudes.

    Un párrafo especial merecen las autoridades las de ayer y las actuales, reciban un muy sentido GRACIAS por habernos permitido ser parte  de este grupo selecto de colaboradores, gracias por la confianza en nuestras labores, gracias por la formación impartida a lo largo de los lustros cumplidos, gracias por los consejos y sugerencias  para cumplir a cabalidad nuestras acciones.

    Aún queda mucho por hacer, vivamos  y miremos el presente sin temor, aprovechemos las experiencias positivas y enmendemos nuestros errores para que la imagen institucional en lo interno y en lo externo  sea nuestro paradigma de vida.

    La confianza en nuestras potencialidades, la tenacidad en la entrega cotidiana de nuestras responsabilidades, la lealtad respaldada por la sincera amistad  y la vivencia de la justicia en plenitud, permitirán sin duda no sólo celebrar 44 años de historia, que sean los primeros 44 escaños de una larga escalinata hasta llegar a lo más alto, al infinito espléndido y glorioso.

    Que la mano prodigiosa de Jesús Maestro, el amparo de la Virgen María y la intersección de San Josemaría  conduzcan a esta Comunidad educativa a conquistar la plena realización.

    SALUD INTISANA
    GRACIAS.


    © 2018 Colegio Intisana