Lo importante de la Educación diferenciada - 12 preguntas (1º parte)

    Educación Diferenciada: 12 preguntas y respuestas
    Fuente:
    www.aceprensa.com
    Imagen:
    Intisana

    1.¿ Qué razón de ser tiene la enseñanza diferenciada?

    2.¿En qué son diferentes académicamente los chicos y las chicas?

    3.¿Es cierto que la educación diferenciada arroja mejores resultados académicos?

    1.¿Qué razón de ser tiene la enseñanza diferenciada?

    La enseñanza diferenciada es una opción pedagógica que busca atender más específicamente a la diversidad entre el hombre y la mujer. El hombre y la mujer tienen la misma dignidad y los mismos derechos, pero presentan diferencias que afectan a toda su persona, y el modelo educativo de la enseñanza diferenciada apuesta por una atención especializada en esas características propias de cada sexo.

    Chicos y chicas presentan diferencias en su ritmo de desarrollo, en su forma de aprender, en el procesamiento de la emociones y en sus motivaciones e intereses. La educación diferenciada facilita que se tengan en cuenta estas diferencias a la hora de definir y concretar las estrategias de enseñanza y aprendizaje más idóneas para alumnas y alumnos.

    En este sentido, puede decirse que, cuando la enseñanza se adapta a la forma propia de aprender de cada sexo, la igualdad de oportunidades se convierte en una posibilidad más real. La clave del éxito de la educación diferenciada radica precisamente en el equilibrio entre el reconocimiento de la diferencia entre hombres y mujeres y la garantía de la igualdad entre ellos.
    Se trata de una apuesta pedagógica que en las últimas décadas han asumido con éxito instituciones educativas muy diversas en todo el mundo, con excelentes resultados académicos y de socialización, y que contribuye a una mayor diversidad de oferta que enriquece el panorama educativo.

    2.¿En qué son diferentes académicamente los chicos y las chicas?

    Numerosos datos estadísticos muestran diferencias académicas importantes. Por ejemplo, los resultados de PISA en lengua de las chicas de España son bastante superiores a los resultados de los varones de Finlandia (el país europeo estrella en resultados académicos). Eso quiere decir que las diferencias entre los chicos y las chicas dentro de un país son mayores que las diferencias entre los países que están arriba o abajo en las tablas de resultados.¿Por qué? No es fácil saberlo, pero es un hecho empírico comprobable que esa brecha en lengua equivale a casi dos años de enseñanza, lo cual apunta a una de las razones por las que hay en el aula tanta heterogeneidad: en las clases de lengua, es como si media clase (las chicas) estuviera dos cursos por delante de la otra mitad de la clase (los chicos). Y en matemáticas sucede, aunque en menor medida, exactamente lo contrario. Los últimos datos PISA muestran que la brecha entre chicos y chicas está aumentando, es decir, que las diferencias entre ellos y ellas no se acortan con el paso de los años, sino que, por el contrario, aumentan en todas las materias. Y todo ello en un escenario de enseñanza mixta en casi el 99% de todo el entorno internacional del estudio PISA. Quizá puede concluirse que la enseñanza en general, y la enseñanza mixta en particular, no está teniendo demasiado éxito en este punto en su lucha contra la desigualdad entre hombres y mujeres.

    Hay numerosos datos y estudios que reflejan grandes diferencias en resultados académicos entre chicos y chicas: en repeticiones de curso, fracaso escolar, acceso a la universidad, etc.

    Los centros de educación diferenciada están más especializados en atender esas diferencias. En los colegios mixtos es bastante habitual ver que se hacen espontáneamente grupos separados de chicos y de chicas, tanto en el aula como en el patio, en los juegos, etc. Quizá ese fenómeno responde a algo natural, y el hecho de que en la enseñanza diferenciada los chicos y chicas estén en aulas distintas apunta hacia esa misma realidad.

    3.¿Es cierto que la educación diferenciada arroja mejores resultados académicos?

    Que la educación diferenciada tiene mejores resultados académicos es una realidad reconocida hasta por los mayores detractores de ese modelo. De hecho, suele ser la introducción de sus reticencias hacia la educación diferenciada, señalando que la educación diferenciada tiene mejores resultados académicos pero que los resultados académicos no lo son todo, ni siquiera lo más importante.

    En esto último podríamos estar de acuerdo, pues es cierto que los resultados académicos no son lo único ni lo más importante que se espera de la escuela, ni tampoco lo justifican todo, pues la educación debe atender a muchos otros aspectos, como la socialización, la educación en la igualdad y la transmisión de otros muchos valores muy importantes.

    Hay bastantes países que publican resultados de las escuelas y donde hay costumbre de hacer rankings de las que tienen mejores resultados, como Reino Unido, Canadá, Nueva Zelanda, etc. En todos los casos, los resultados de las escuelas single-sex son notoriamente mejores. Por ejemplo, en el ranking de las mejores escuelas estatales británicas publicado por The Telegraph con los A-leve/results 2014 puede verse que entre las 50 primeras escuelas hay 31 escuelas diferenciadas; teniendo en cuenta que solo un 2% de las escuelas públicas son diferenciadas (1 de cada 50), entre 50 debería haber 1 diferenciada, luego en el ránking hay 31 veces más de escuelas single-sex que su proporción natural.